BLOG

Rutina de skincare: ¿Cuáles son los pasos a seguir para cuidar tu rostro?

May 18, 2021 | CUIDADO PERSONAL

Para realzar tu belleza natural es importante que cuides de tu rostro para mantenerla saludable. Debido al paso de los años y otros factores externos, la piel del rostro se va envejeciendo y necesita cuidados. Por eso, es necesario llevar una adecuada rutina de skincare. A continuación te explicamos los pasos a seguir para realizarla.

Rutina de skincare: ¿Qué es y por qué es necesaria?

Con el paso de los años y la acción de los radicales libres, la piel va perdiendo colágeno y elasticidad. Por otro lado, la contaminación, los rayos ultravioleta, las luces de las pantallas y el maquillaje, van obstruyendo los poros y dañando la piel del rostro.

Por lo tanto, debemos poner especial cuidado en la piel de la cara para mantenerla saludable y hermosa. Una rutina de skincare son los pasos que realizamos con diferentes productos para el cuidado de la piel del rostro. Estos pasos deben seguirse todos los días para que sean efectivos y minimizar el deterioro de la piel a causa de diferentes factores.

Rutina de skincare: Pasos

En los últimos años, se ha popularizado en Occidente la rutina de skincare Coreana. Esta rutina se basa en 10 pasos para el cuidado de la piel. Dentro de esta rutina cada paso es importante. 

Sin embargo, si no se tiene el tiempo suficiente o incluso el acceso a todos los productos necesarios, se puede hacer una versión corta de esta misma rutina. Se podría reducir de 7 a 5 pasos según sea el caso.

Hay una rutina para el día y otra para la noche. La rutina de la noche es bastante similar a la del día y solo se modifican un par de pasos dentro de la misma. 

Rutina para el día

Al levantarte, puedes comenzar con esta rutina cada mañana y así preparar el rostro para evitar la acción de los radicales libres del día a día.

Paso 1: Limpiador a base de aceite 

El primer paso de tu rutina es usar un limpiador a base de aceite. Debes elegir uno de acuerdo a tu tipo de piel. Ya sea normal, seca, grasa, mixta o sensible. Este limpiador es necesario usarlo tanto de día como de noche. En la mañana se utiliza ya que es esencial retirar el sebo que produce el rostro durante la noche. Y al final del día, es necesario para retirar el maquillaje ya sea a prueba de agua o no.

Paso 2:  Limpiador a base de agua

Este segundo limpiador también es fundamental para terminar de retirar cualquier tipo de impureza que haya quedado en el rostro luego del primer limpiador. Puedes usar agua micelar y retirar con pads de algodón comprimido. O también hay geles o espumas limpiadoras a base de agua. Elige el que sea adecuado a tu tipo de piel.

Paso 3: Exfoliación 

En este paso se remueven células muertas y se limpian más profundamente los poros. Este paso no debe realizarse todos los días. Si tienes piel sensible es suficiente una vez por semana. Para pieles normales a grasas, entre 2 a 3 veces por semana. También se realiza una vez al día. Puede ser durante la rutina de la mañana o la de la noche, pero no lo hagas dos veces por día, ya que puedes irritar tu piel. 

Paso 4: Tónico

El tónico se encarga de devolverle a tu piel un pH equilibrado luego de la doble limpieza y exfoliación, en caso de que se haya realizado esta última ese día. A su vez, prepara la piel para recibir las capas de hidratación. Los tónicos también puedes elegirlos según tu tipo de piel. Aunque el tónico de rosas puede ser usado para todo tipo de piel.

Paso 5: Esencia

La esencia es un producto un poco más denso que el tónico pero no tanto como el sérum. Actúa como una primera capa de hidratación o nutrición. Puede contener ácido hialurónico o vitaminas y sus efectos se perciben de inmediato. Si bien para la rutina coreana este paso es esencial, si no dispones de mucho tiempo podrías omitir este paso. Y solo incluirlo ocasionalmente.

Paso 6: Sérum o ampollas

Los sueros son más densos que la esencia. Traen un concentrado de ingredientes para ser más efectivos. Pueden ser un concentrado de vitaminas o ácido hialurónico, entre otros. Se utilizan para tratar problemas específicos del rostro. Pueden ser para atenuar líneas de expresión, tratar acné, manchas y arrugas. O para Iluminar o nutrir la piel. Puedes elegirlos según lo que necesites. Hay sueros que son para el día y otros para la noche.

Paso 7: Mascarillas o sheet mask

Las mascarillas son una manera divertida de consentirte. Tienen diferentes funciones, ya sea nutrir, reafirmar, hidratar o tratar el acné, entre otros. De igual modo, la fibra de la que están hechas, permite que se adapten al rostro y favorecen la absorción de los ingredientes. 

Como para este paso se precisa de al menos 15 minutos, puedes hacerlo los días en que dispongas de más tiempo. Lo importante es que puedas disfrutarlo. 

Paso 8: Contorno de ojos

La piel del contorno de los ojos es mucho más delicada que la del resto de la cara. Por eso, es importante usar una crema hidratante y reparadora especial para esta área. Debes aplicarla suavemente con la yema de los dedos con pequeños toques. No debes frotarla y así evitarás la aparición de líneas de expresión.

Paso 9: Crema hidratante

Este es otro de los pasos esenciales dentro de la rutina diaria. La crema hidratante sella la humedad y la hidratación de los pasos previos. Puede tener consistencia de gel o ser más ligeras si tu piel es grasa o mixta. Pero todos los tipos de piel necesitan aplicar hidratante. Busca uno que se adapte a tu tipo de piel.

Paso 10: Protector solar

El protector solar también es imprescindible en la rutina de skincare del día. Ya que de lo contrario, tu rostro estará expuesto a muchas agresiones. El protector solar evita el daño por la acción de los rayos ultravioleta, la contaminación y las luces de las pantallas. Debe ser reaplicado cada tres horas.

De igual modo, hay varias opciones, de consistencia ligera, de rápida absorción y sin residuos. Busca uno que tenga un factor de protección solar superior a 30.

Rutina para la noche

La rutina de skincare nocturna también debes realizarla a diario, aún con cansancio, ya que es importante preparar la piel para recuperarse durante la noche. Para esta rutina sigue los mismos pasos de la rutina del día con algunas variaciones. 

Si exfoliaste tu rostro en la mañana, no es necesario hacerlo por la noche y viceversa. Recuerda que tampoco es un paso que deba realizarse a diario, sino de una a tres veces por semana según tu tipo de piel.

De resto continúa el mismo orden de la rutina diurna. Y la otra variación es que no se coloca protector solar, ya que en la noche no estará el rostro expuesto a las luces ultravioleta o de las pantallas. Por lo tanto, se coloca una Sleeping pack o mascarilla nocturna con ingredientes especiales para ayudar a regenerar la piel. Esta se usaría luego de la crema hidratante.

De igual modo, las cremas hidratantes para la noche, tienen ingredientes que actúan de manera más profunda para contribuir a la regeneración de la piel durante el sueño. Por eso, es importante que elijas una crema hidratante especial para la noche, según tu tipo de piel.

Luce una piel sana y hermosa

Ahora conoces los pasos necesarios para cuidar la piel de tu rostro. Si la rutina de skincare de diez pasos te parece muy difícil de seguir, puedes reducirla a menos pasos. Y hacer la rutina completa cuando tengas tiempo para consentirte. Sin embargo, es esencial que mantengas la doble limpieza, el tónico, la hidratante y el protector solar. A medida que te familiarices con la rutina podrás incluir más pasos. Lo importante es que te tomes un tiempo para ti y para tu cuidado personal